Aceite de aguacate


2014-01-09 00:00:00    |    Aceites

Aceite de aguacate


En el argot culinario existen varios complementos comestibles para los alimentos, desde un aderezo para una baguette o una ensalada, salsas para darle sabor a unos tacos, pasando por cítricos que contrastan la sensación al momento de probar un alimento hasta llegar a los aceites, que sirven para la cocción de la comida así como para aderezarla.

Es curioso señalar que cuando se habla de aceites comestibles pocas veces se combinan entre si las dos principales ventajas o propiedades que deben de cubrir: la cocción y el aderezo de los alimentos, por lo general cubren solo una de las dos. Los aceites comestibles tradicionales elaborados a base de girasol, maíz o soya sirven para cocinar los alimentos, que si bien le dan sabor también dotan a los mismos de un elevado índice calórico y de colesterol, con todas las afecciones de salud que supone el consumo de estos aceites a futuro. Por otro lado existen los aceites refinados como el de olivo que sirven como aderezo para la comida, que le dotan de un sabor y sensaciones culinarias más fuertes a diferentes productos de consumo como los quesos, las ensaladas, los mariscos etc., con un menor índice calórico y un mayor cuidado a la salud de las personas, sin embargo no tiene una aceptación al momento de cocinar los alimentos por el sabor que deja en los mismos al momento de cocinarlos. Dentro de los aceites refinados, con todas las ventajas pero suprimiendo los hándicaps figura el aceite de aguacate, producto innovador en el ámbito culinario que permite cocinar los alimentos dándoles un sabor agradable al tiempo que también sirve para aderezar ensaladas, quesos y demás productos comestibles, cumpliendo de esta forma con las propiedades preestablecidas de cocción y aderezo señaladas en las líneas anteriores.

El aceite de aguacate, desde el origen o insumo de su desarrollo, tiene una mayor cantidad de beneficios que el resto de los aceites comestibles. El producto base de su composición, el aguacate (o palta) tiene grasas monoinsaturadas positivas que en lugar de impregnarse en las arterias para su asentamiento desarrollando tejido adiposo, favorecen la circulación en las mismas para eliminar los residuos grasos y de colesterol que agravan la salud de las personas. Así mismo, el aguacate también produce ácido oleico, que previene la generación de células cancerígenas en el organismo al tiempo que mantiene los niveles de glucosa estables en personas que padecen diabetes y reduce la probabilidad de contraer enfermedades cardiovasculares y cardiacas, gracias a que expulsa el colesterol nocivo manteniendo el colesterol positivo en circulación del organismo.

Con una combinación de vitaminas D y E, ricas en calcio y propiedades antioxidantes, que previenen la osteoporosis así como los síntomas de envejecimiento mientras favorecen la fertilidad, el aceite de aguacate se posiciona como la mejor alternativa dentro de los aceites comestibles, con mayores beneficios de salud, mayor flexibilidad para preparar y sazonar alimentos y con el aval de organismos internacionales como el FDA y el Kosher  por lo que sin duda es el mejor aceite para combinar la comida.